Johnny McIron

Esta colección de cromo-grabados toma como protagonista la figura de “el Juanito”, un compañero del equipo de baseball de mi padre, quien recreándose en una fantasía adolescente terminó por convertirse en  Johnny McIron. Ajeno a toda polémica que suscitaba por el barrio su impostado patriotismo yanki  y a pesar de no saber ni papa de inglés,  se negó a pronunciar ni una sola palabra en castellano. Andando siempre con un deje cómico estilo cowboy y mascando chicle, siempre dio por toda contestación: Winston, Marlboro, Coca-Cola, Yeah!!

 

Este entrañable chaval acompañó a mi padre y al resto de su equipo en la épica gesta de levantar un campo de Baseball en el gran núcleo de la Barcelona informal de un modo absolutamente amateur y precario. Todos ellos, hijos de familias venidas de otras regiones del estado asentados en hogares improvisados en Montjuïc, vieron en Charlie Brown un icono con el que verse reflejados.

 

El empeño franquista por realojar las zonas de barraquismo terminó por trasladarles hasta Cinco Rosas, un barrio marginal de la población vecina de Sant Boi donde terminaron erigiendo un campo profesional. El parque de atracciones de Montjuïc, representó de un modo simbólico, el inicio del fin de aquel lugar en el que se fraguó la aparición de una afición por aquel deporte.

 

Finalmente mi padre terminó compitiendo a nivel internacional hasta llegar a convertirse en una de las grandes figuras de este deporte en España, por lo que el álbum familiar está repleto de documentos de aquel esplendor local, desde sus inicios hasta su estado actual. Decido entonces el producir estos afiches con todo tipo de técnicas de grabado emulando las colecciones americanas que año tras año encumbran a los jugadores integrantes de la liga americana, convirtiendo de este modo la fantasía en realidad, permitiendo a Johnny el reconocimiento que de todos modos, siempre tuvo entre sus colegas.

johnny-McIron-final

Johnny-McIron-card#3

Johnny-McIron-card#5

Johnny-McIron-card#1